Español

Riesgos de mercado: fundamentos y clases

calendar 18/01/2021 - 14:19 UTC

El riesgo y el rendimiento en las inversiones de excedentes –se trate o no de una familia, persona o empresa o tesorería- están atados al plazo, y ello desde una regla dorada que suele expresar la relación entre las tres dimensiones al momento de colocar excesos en recursos en un portafolio diversificado así como líquido y profundo.

news banner

Mayor riesgo o exposición de riesgo puede decantar en un incremento del tiempo –justamente- de esta exposición a un activo determinado; no obstante puede, también, derivar en una rentabilidad o beneficio potencial o estimado más abultado. En sentido inverso, esta regla [dorada] en el trading y forex online así como en el mercado de acciones y de renta fija funciona.

Riesgo, plazo y rentabilidad –entonces- son claves; pero qué hay del riesgo.

El dato. Perfil de inversión: construyendo cultura financiera.

Riesgo

La definición técnica –desde las finanzas o estadística financiera- puede ser engorrosa y hasta lejana física y emocionalmente de, por ejemplo, un inversionista no institucional como una familia o persona natural: ya sea porque no tiene tiempo de conocerla o no tiene las herramientas adecuadas académicamente hablando para operar.

Por lo general el cuadrado de las observaciones de –por ejemplo- los distintos precios y frecuencia de negociación en un trading bursátil o mercado de acciones nos puede indicar la covarianza de estas observaciones y un índice resultante de estas series “observables” mayor a uno absoluto nos puede indicar cuán “riesgoso” es un activo o vehículo de inversión determinado.

Todo estará en función a cuán volátil o cuánta volatilidad registrará un activo o instrumento financiero, ya sea de renta variable como las acciones listadas de compañías que emiten estos instrumentos en los mercados de renta variable o ya sea de renta fija o emisiones de deuda –como los bonos- que igualmente emiten las firmas y hasta los gobiernos en distintas plazas del trading.

Un “beta” –nuestro indicador resultante del cálculo de las observaciones o series de precios o cotizaciones- entonces definirá con relativa certeza o “algo” una covarianza de las observaciones alta, lo que puede señalar una pista o derrotero volátil para determinado activo porque la exposición a una recurrencia de negociación donde la compra [demanda] y venta [oferta] sean estas “largas” o “cortas” o con señal alcista o bajista podrían indicar un riesgo respecto al activo.

Desde una plataforma digital donde la educación financiera para el lego en la materia bastará indicar que el riesgo es –simplemente- la posibilidad de ganar o perder en una inversión, siendo esta de 50% si todo marcha bien o adecuadamente en el trading o forex online o mercado de renta variable o de renta fija.

Una situación será invertir en bonos del Tesoro de los Estados Unidos a diez años con un nivel de riesgo rayano al cero; y otra distinta, en bonos de la petrolera de Venezuela PDVSA o bonos soberanos de Argentina con riesgos cercanos al mote de "bono basura" o junk bond en inglés.

Algo similiar ocurre con una inversión en una acción de Google Alphabet A con beta por debajo del 1,01%, y otra en Walmex con un beta del 0,35%.

[Atención: los datos de los ejemplos son referenciales].

Lanzar una moneda sólo puede tener dos alternativas: o cara o sello; un activo negociado prácticamente lo mismo siempre y cuando las demás variables se mantienen constantes o como advierten los economistas financieros: todo el resto es constante o ceteris paribus.

Volatilidades

La volatilidad se define como aquella capacidad de un activo de cambiar –orgánicamente y de manera diversificable- sus precios en un período determinado, y en ello destacan una diversidad de factores que –lo dicho- pueden ser mayormente diversificables o no tanto como los riesgos sistémicos donde una recesión atípica provocada por una pandemia como la COVID 19 es un ejemplo adecuado.

O no sistémicos, como una plaga de la mosca de la fruta en una campaña de soja o de trigo o de maíz en el campo de Argentina que impide alcanzar las metas exportables para aquel ciclo de siembra pero no impide que se exporte gas –otro sector- a cuotas normales.

Cuando más “diversificable” es el riesgo en un portafolio, es mayor la trazabilidad de datos riesgosos respecto a un activo. Un golpe de Estado en una economía productora de cobre, no es “tan” diversificable como una huelga –que se puede prever- en un yacimiento minero por ejemplo.

La volatilidad se nutre de cuán diversificable es el componente de riesgo y de cuán recurrente es la negociación de determinado vehículo de inversión.

A tono con lo anterior, economistas y firmas gestoras de activos como ETF o CFD advierten que “El riesgo en función a la volatilidad puede verse también como un cambio del precio o tasas del activo en función de determinadas condiciones de mercado”.

Riesgo: clases

Riesgo país: Cambios en la coyuntura económica, jurídico-política, social y ante fenómenos exógenos que afecten el crecimiento de la economía. También conocido como riesgo soberano. Vinculado al riesgo sistémico.

Riesgo sectorial: Comportamiento individual de un sector determinado de la economía que se vea afectado por una coyuntura local o foránea específica. Vinculado al riesgo no sistémico.

Riesgo tributario: Modificaciones o cambios en las reglas de juego del régimen tributario. Posibilidad que una cartera de inversiones se vea afectada por cambios impositivos que disminuyan el valor inicial del rendimiento de las inversiones.

Riesgo emisor: Cuando una empresa emisora de un título valor se vea afectada [ya sea por un riesgo sistemático o no sistemático] en sus operaciones y esto provoca dificultades para honrar los pagos de este título.

Riesgo de tasa de interés: Es el riesgo de desvalorización de un activo que enfrenta un inversionista ante cambios en las tasas de interés del mercado. La liquidación de los mismos instrumentos requiere entregar una mayor tasa que la que se está percibiendo. Ese proceso, produce una pérdida de valor.

Se puede entender también como la sensibilidad de un activo financiero frente a los movimientos de las tasas de interés que paga éste en el tiempo [“duración”].

Riesgo de liquidez: Posibilidad de que una cartera de inversiones no sea capaz de atender a sus compromisos de pago a corto plazo. Se produce cuando una entidad no tiene liquidez suficiente para atender este tipo de pagos en el corto plazo. También se refiere a que un activo financiero pueda venderse fácilmente antes de su vencimiento sin que esto afecte la inversión.

Riesgo cambiario: Se produce por las variaciones en el valor de una moneda respecto a otra, afectando la inversión y ganancia potencial del inversionista que mantiene posición en diferentes monedas. Concretamente se refiere a los movimientos en el tipo de cambio en sentido contrario al esperado por el inversionista.

Riesgo de reinversión: Es la probabilidad que una inversión tenga que ser colocada a una tasas menores o mayores que las previamente invertidas.

Riesgo de contraparte: Posibilidad que la contraparte de una operación incumpla con la entrega de valores o ganancias, ocasionando pérdidas o disminución de la rentabilidad del portafolio.

Riesgo de exceso de inversión: Posibilidad que el administrador del portafolio mantenga inversiones que no cumplen la política de inversión interna y con regulaciones externas. Se conoce a raíz de la crisis financiera como “riesgo moral”.

Riesgo de concentración: Demasiada exposición de una cartera hacia activos subyacentes de un solo sector. Ocurre cuando el inversionista mantiene una posición en activos financieros de una sola empresa. Esta posición puede ser demasiado alta y por lo tanto muy expuesta a un riesgo sectorial.

Riesgo de pago adelantado: Posibilidad de que el emisor elija pagar el principal antes de la fecha de pago programada, obligando de ese modo al inversionista a reinvertir la cantidad recuperada anticipadamente.

Riesgo de inflación: Conocido como “riesgo de poder adquisitivo” también y vinculado al “riesgo de liquidez”. Posibilidad que en la fecha de liquidación, los ingresos de una inversión tengan menos poder adquisitivo que lo previsto en el momento de hacer la inversión debido a un incremento en el nivel de precios de la economía. Es el riesgo de que la inflación mine el valor real de la inversión.

El dato. Perú: riesgo tributario en la mira.

Los materiales contenidos en este documento no están realizados por iFOREX, sino por un tercero independiente y no debe de ningún modo ser interpretado, explícitamente o implícitamente, directamente o indirectamente, como consejo de la inversión, recomendación o sugerencia de una estrategia de inversión. Cualquier indicación de funcionamiento pasado o funcionamiento en simulación incluida en este documento, no es un indicador confiable para futuros resultados. Para ver el contenido total del texto de advertencia, haga click aquí.