Español

LATINO AMÉRICA: conociendo la macroeconomía regional

calendar 18/11/2021 - 17:03 UTC

América Latina concentra –como región económica y poblacional- alrededor del 8% del producto del planeta según organismos internacionales de ayuda financiera; en simultáneo, existen economías al interior de Latino América que explican el 40% -por ejemplo- de la oferta mundial de cobre: Perú y Chile. En otras materias primas, la región concentra en promedio la mitad de la provisión global de commodities.

news banner

El dato. MÉXICO: deterioro lastrado por economía real.

No obstante la mayor parte de sus economías conforman un rango u horquilla –o paradigma- de “países en desarrollo” y de naciones “semi industrializadas y emergentes”, existen estados soberanos en esta parte del mundo que se ubican lastrados por males endémicos y estructurales.

Mapa

Brasil y México son las economías más grandes en términos de producto y de negocio en la región al sur del Río Grande, así como las más industrializadas; le siguen en importancia Perú, Chile y Colombia: tres economías claves para entender Latino América y que registran crecimientos históricos críticos en la última década; tras estas se ubica Argentina con profundos problemas financieros leídos desde una debilidad fiscal y monetaria graves.

Uruguay –por su estabilidad y madurez política, institucional y económica- destaca en la gama de países de pequeño formato en función al PBI real que señalan en concreto a economías como Bolivia, Paraguay y Ecuador [este último hala de un potencial petrolero importante].

Venezuela, cuya economía –basada en el petróleo- colapsó desde hace más de una década tiene un rol definido en función a una grave crisis humanitaria y un desplome de sus principales cuentas macroeconómicas que provocan considerar una lectura aparte.

Las economías de Centroamérica y El Caribe acusan pequeños avances pero sin consolidar un rol importante en el mapa regional económico y –salvo Panamá, como centro financiero offshore y su papel de paraíso fiscal- sin importancia en términos de mercados y de negocios.

La región: puntos de presión estructurales

Las principales características que señalan a América Latina como una parte del continente con profundos puntos estructurales que obligan a reperfilar las matrices de riesgo desde la economía, los negocios, el trading y forex trading online se resumieron y concentraron en el 2020 cuando la pandemia por la COVID 19 abrió una suerte de caja de Pandora de estos puntos leídos como “males estructurales”.

El principal tiene que ver con la corrupción que ataca más del 80% de las economías de América Latina; en el Perú, la corrupción leída en función al tipo de impuesto que se deja de honrar por atender economías y mercados subterráneos explica alrededor de US$ 2.800 millones a US$ 3.200 millones anuales en los últimos ocho años según laboratorios de ideas.

La informalidad ataca una media de 50% a cuatro quintos de las economías regionales en función al mercado laboral y de negocios; y ello impacta en la precariedad del trabajo. No obstante, desde el mercado formal [que compone un rango menor en estas economías: alrededor del 20% a 25% del mercado] destacan las asimetrías contractuales y la falta de seguridad laboral.

Durante los últimos dos siglos –desde que América Latina dejó de ser dominio de España- los modelos de negocio hegemónicos anotaron diseños monopolísticos, oligopolísticos y monopsónicos –así como mercantilistas- que abarcan desde servicios financieros o bancarios, hasta servicios y comercio.

La región es poco diversificada; salvo México y Brasil que anotan economías semi industriales, en el resto destaca una economía primario exportadora.

Perú y Chile así como Colombia sustentan esta falta de diversificación productiva a través de sus exportaciones que atan de hasta un 50% de los despachos; y que es explicado por los envíos en materias primas: sean mineras o de otra naturaleza.

La desigualdad patrimonial en términos de riqueza es recurrente en la región, donde existen naciones –de acuerdo con datos de laboratorios de ideas- cuya estructura social de ingresos en determinadas muestras halan de una media donde el 1% más rico concentra el 25% de la riqueza o salarios; con casos por países donde este rango puede llegar a niveles de 40% de concentración. Es el caso de economías como México, Brasil, Chile, Colombia y el Perú.

La institucionalidad –igualmente- es débil en la región, precisando de reformas a nivel Gobierno claves para atender el mundo de los negocios y el trading y forex online.

Retos

Combatir corrupción, desmantelando informalidad y precariedad laboral y salarial en los mercados -así como mercados laborales asimétricos- es crítico en Latino América.

Las horquillas de crecimiento –que si bien han bloqueado el avance de la pobreza monetaria en la región- deben decantar también en avances sostenidos de PBI y de demanda, amparado este en el desarrollo de políticas públicas que permitan el desarrollo económico y la diversificación productiva.

Se precisan reformas desde la actividad privada que abran el mercado hacia actores con mayor capacidad de generar competitividad, anulando monopolios y prácticas mercantilistas.

Estas reformas –también- deben registrar una cuota de reperfilamiento del Estado, donde se abran espacios de eficiencia en la gestión pública y en la gestión de presupuestos que permitan –por ejemplo- mejorar cualitativa y cuantitativamente el gasto en sanidad y educación. Ello, de la mano con la actividad privada.

El dato. BRASIL: economía se ralentiza.

Los materiales contenidos en este documento no están realizados por iFOREX, sino por un tercero independiente y no debe de ningún modo ser interpretado, explícitamente o implícitamente, directamente o indirectamente, como consejo de la inversión, recomendación o sugerencia de una estrategia de inversión. Cualquier indicación de funcionamiento pasado o funcionamiento en simulación incluida en este documento, no es un indicador confiable para futuros resultados. Para ver el contenido total del texto de advertencia, haga click aquí.