Español

Estados Unidos pone calma en Europa

calendar 19/02/2021 - 16:24 UTC

Joseph “Joe” Biden: el presidente demócrata –recientemente elegido y con un mes en el cargo- inició su recorrido “virtual” global hoy viernes por la Zona del Euro colocando “paños fríos” en las relaciones bilaterales entre la región más rica e industrializada del planeta y la primera economía global.

news banner

Y ello a propósito del rol que está jugando una economía como China; “no queremos una nueva guerra fría”, indicaron funcionarios cercanos al abogado e historiador así como ensayista y autor Biden –desde Washington- a través [o en el marco] de una plataforma virtual con un grupo de líderes paneuropeos.

Ello, desde el trading y forex online así como desde los mercados de acciones, habrá que someterlo a escrutinio en los siguientes meses; sobre todo en el siguiente semestre.

Retomar agenda

Tras cuatro años donde el “Estados Unidos primero” fue el lema o motto del expresidente Donald Trump –de tendencia ultraderechista y que está enfrentando posibles cargos e investgaciones a propósito de su papel previo a la asunción de Binde entre diciembre del 2020 y enero 2021- la agenda entre ambos lados del Atlántico se desea recuperar, sobre todo desde lo económico.

El dato. ESTADOS UNIDOS en carrera: política fiscal.

“Todo gira en torno a China”, dicen economistas y firmas gestoras de activos desde la Ciudad de México. “China no es que sea el enemigo común del llamado ‘mundo occidental’ como lo fue en su momento –también- la ex Unión Soviética pero sí es una especie de economía que genera distorsiones en el mercado global de bienes y servicios que deben ser sometidas a análisis en busca a diseñar una estrategia común”, agregaron.

China –desde el 2017- registró una serie de pugnas arancelarias producto de la presión de Trump de provocar una prevalencia de la economía estadounidense, en una estrategia –la del expresidente del coloso americano- que fue del todo un fracaso y que costó a ambas economías alrededor de US$ 300.000 millones de costos impositivos y un cuello de botella crítico en el comercio internacional.

Dimensiones que Biden, dicen medios y agencias, intenta resolver a través de estas “reuniones virtuales” no sólo con las principales cabezas de las naciones europeas sino con el grupo de países más ricos o G7: entre ellos Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Japón y Canadá.

Como muestra de la “buena fe” de los Estados Unidos, el primer mandatario de los Estados Unidos está planteando un paquete de ayudas y soportes financieros de US$ 4.000 millones “para los esfuerzos globales de vacunación contra la COVID19 y el retorno de los Estados Unidos al acuerdo climático de París: pacto que fue desmantelado en la era Trump por el escepticismo de este empresario y heredero ante el cambio climático”, dijeron los testigos.

A ello se suma el paquete fiscal –ya en términos locales o internos de los Estados Unidos- de inyectar US$ 1,9 millones a la economía, sobre todo para alentar el consumo y demanda agregados a través de familias y pequeños negocios.

Biden también participará hoy –a través de video reunión- con la Conferencia de Seguridad de Múnich, una plataforma que reúne también a lo más selecto de los líderes mundiales y paneuropeos; y que también fuera separada por Trump como centro de debate.

Rusia

El presidente de los Estados Unidos remarcó –de acuerdo con un alto funcionario que mantuvo reserva- su deseo de que la “democracia, por más frágil que parezca es un privilegio y que las autocracias no deben prevalecer” en alusión a Rusia y su rol, según Washington, de minar y atentar contra el mundo democrático respecto a sus políticas que alientan “el ciberataque global, los ataques contra derechos de minorías y ataque medioambiental”.

Biden, advirtió el alto cargo, “disertará en concreto sobre la acción ‘maligna’ y tóxicamente concertada que ha tomado Rusia de cara a desestabilizar y socavar la democracia en Estados Unidos y Europa y en otras naciones, y demandará a las economías aliadas que se amparen en Washington”.

Con China, Biden aclaró que la lucha –en simultáneo- tiene como objetivo combatir las políticas comerciales “abusivas” del gigante de Asia.

“La idea no es generar una nueva guerra fría”, dijo el cargo. “La meta es no permitir ‘hacer poco’ cuando pudimos ‘hacer mucho’”, agregó.

“No queremos confrontación, queremos cambios”, dijo.

El dato. MERCADOS: tres dimensiones económicas claves.

Los materiales contenidos en este documento no están realizados por iFOREX, sino por un tercero independiente y no debe de ningún modo ser interpretado, explícitamente o implícitamente, directamente o indirectamente, como consejo de la inversión, recomendación o sugerencia de una estrategia de inversión. Cualquier indicación de funcionamiento pasado o funcionamiento en simulación incluida en este documento, no es un indicador confiable para futuros resultados. Para ver el contenido total del texto de advertencia, haga click aquí.