Español

Estados Unidos en carrera: política fiscal

calendar 17/02/2021 - 19:19 UTC

El ala demócrata y republicana del Congreso de los Estados Unidos que –a diferencia de otros sistemas parlamentarios mundiales, posee un mínimo margen de maniobra para anotar facultades constitucionales de gasto- viene pugnando por debatir la conveniencia de asignar o no un ambicioso parque fiscal en medio de una economía golpeada por la COVID 19.

news banner

De momento y tras casi un mes en el cargo el presidente electo Joseph “Joe” Biden se encuentra en medio de la controversia generada por su plan -“extremadamente keynesiano” para determinados economistas, bancos, fondos y firmas gestoras de activos- de inyectar dinero a una economía que acuerdo con el Fondo Monetario Internacional [FMI] decrecerá –en 2020- en un rango de hasta –4,3% de cara a recuperarse en +3,1% para el 2021.

Paquete fiscal e inflación: el Congreso

En concreto se habla de un paquete de estímulos fiscales de US$ 1,9 billones.

Este lote fiscal está dirigido –como prioridad- dicen las autoridades económicas y monetarias de los Estados Unidos como el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal [FED] respectivamente, a familias y pequeña y mediana así como microempresa. Ello en un contexto donde el objetivo del mencionado apoyo fiscal tiene como principal objetivo acelerar el gasto de millones de familias y empresa menor, de cara a combatir la recesión por la COVID 19.

El dato. MERCADOS: tres dimensiones económicas críticas.

Para determinados economistas y firmas gestoras consultadas desde Washington y Nueva York, “el problema del soporte fiscal de Biden se ubica en los temores –algunos fundados, otros no tanto- de una inflación provocada por la ‘fiebre’ de demanda [agregada] que provocará contar con liquidez por parte de familias y empresas”, explican.

Desde el Congreso, si bien es cierto Biden –un centrista de 78 años- recibe el apoyo de su sector demócrata: también anota un recelo por parte de determinados líderes demócratas que no ven con buenos ojos una política fiscal expansiva en medio de dudas a propósito de una escalada en el sistema de precios que decante en inflación y ello golpeé al trading y forex online así como al mercado de acciones.

Sindicatos

Otro desafío para Biden son los sindicatos.

“Hoy miércoles, el presidente de los Estados Unidos estudiará las posibles salidas de la crisis con una decena de cabezas sindicales del país”, indicaban medios y agencias desde Washington.

De momento y de acuerdo con economistas y firmas gestoras de activos, el abogado y escritor –actual primer mandatario de los Estados Unidos- intentará enfocarse en tres frentes con los gremios de trabajadoras y trabajadores: el paquete de ayudas y de mitigación de la recesión vía el consumo, la discusión en torno al aumento del salario mínimo en los Estados Unidos que hala de importantes atrasos en la Unión y un gasto público en infraestructura clave.

La discusión de dará en la Casa Blanca con los jefes de los sindicatos.

“Entre los dirigentes de las centrales obreras y de trabajadores que son convocados destaca Lonnie R. Stephenson [sindicato de energía], Richard Trumka, presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo y de Organizaciones Industriales [en inglés, AFL CIO] y –por último y para decantar en infraestructura- Sean McGarvey, cabeza de la central de trabajadores de la construcción”.

En un mensaje desde los canales de prensa de la Casa Blanca se señaló que “[los convocados con el presidente a la cabeza] Batallarán de cara a colocar a miles en el mercado de trabajo con salarios dignos en rubros como escuelas, hospitales, puentes, carreteras, etc.”.

“También se estudia solicitar al Congreso que invierta en infraestructura ello porque alrededor de la mitad de las autopistas no tiene condiciones óptimas”, agregó el comunicado.

Lo anterior, añaden voceros de la Casa Blanca, incluye invertir en energías renovables.

Se supo también que Biden ha incorporado a su equipo de asesores a expertos en el mercado laboral, y ello de cara a cumplir su promesa de elevar el salario mínimo de US$ 15 la hora desde un piso de US$ 7,25; ello como media en los Estados Unidos.

De acuerdo con datos de William Barber, un líder de opinión en derechos laborales, alrededor de 60 millones de estadounidenses gana –por hora- una horquilla menor a los US$ 9 y US$ 10. Muchos de ellas y ellos “son muestra vulnerable de la pandemia”, advirtió Barber.

El dato. ORO y PLATA: escenarios fiscales y monetarios.

Los materiales contenidos en este documento no están realizados por iFOREX, sino por un tercero independiente y no debe de ningún modo ser interpretado, explícitamente o implícitamente, directamente o indirectamente, como consejo de la inversión, recomendación o sugerencia de una estrategia de inversión. Cualquier indicación de funcionamiento pasado o funcionamiento en simulación incluida en este documento, no es un indicador confiable para futuros resultados. Para ver el contenido total del texto de advertencia, haga click aquí.