Español

COLOMBIA: desafíos económicos y políticos

calendar 14/12/2021 - 18:55 UTC

La cuarta economía más grande en términos de producto y de negocios de América Latina –Colombia- enfrenta retos desde la plataforma de la macroeconomía y desde un frente político polarizado, ambas dimensiones de cara al 2022.

news banner

Se espera que el próximo año deje la estela de un 2021 donde se leyó –en términos de PBI real- un efecto estadístico de rebote técnico y dé inicio –más bien- a un crecimiento vegetativo en torno a una cifra más realista de avance de la renta agregada, del empleo, la demanda, el consumo y la actividad privada.

Escenarios

En todo ello destaca un hábitat político que opaca las señales alcistas de la economía, habida cuenta que –siguiendo la línea de Latino América y el resto del planeta- el próximo proceso electoral [del 29 de mayo del 2022] en la economía trasandina provoca una polarización muestral que marca la división en una nación señalada por la desigualdad patrimonial con un índice de inequidad de ingresos –GINI- alto respecto al resto de economías regionales.

El dato. PERÚ: minería con tímido avance.

En la agenda, señalan economistas y firmas gestoras de activos desde la ciudad de Bogotá y Medellín [ambos ejes financieros claves en el país] la violencia provocada por el resurgimiento de la conflictividad de la guerrilla y grupos paramilitares.

Conflicto cuya operatividad surge en el marco de pequeñas y recurrentes –advierten organismos de derechos humanos- “crisis humanitarias” en el campo, donde la pobreza de miles de familias desplazadas por la violencia y el trabajo precario en los cafetales se enfrenta a los grandes emporios y fortunas agroindustriales alrededor de este producto bandera en Colombia [además de la ilegal producción de narcóticos, del petróleo y del turismo] el café.

“Tenemos latente –pese a las saludables cifras macroeconómicas- un potencial estallido social que no ha sido aún solucionado por aquella separación que tienen las instituciones respecto a las capas sociales pobres y clase media que se han visto golpeadas tras dos años de pandemia”, dice un operador de una mesa de tesorería de un conocido banco local en reserva.

“Este país tiene números ‘muy bonitos´ [PBI, inflación casi bajo control, un peso más estable pese a la subida internacional del dólar], pero que no se replican en la realidad de miles que esperan mejores servicios como salud y educación y más igualdad: aquí en Colombia las fortunas son groseras respecto a lo poco que tienen las capas bajas y medias para sobrevivir y llegar a fin de mes”, dicen el banquero tras pedir confidencialidad.

De momento y de cara al proceso electoral del próximo año es Gustavo Petro –exalcalde de Bogotá, de izquierdas y con un pasado vinculado a una guerrilla de corte castrista que operó en Colombia en los años setenta y ochenta- quien lidera la intención de voto según los últimos sondeos.

Tras Petro, destacan los votos blancos o nulos y una ligera intención de voto a favor de Rodolfo Hernández: un millonario, de derechas y exalcalde de Bucaramanga quien ha anotado recurrentes suspensiones por indisciplinas y maniobras políticas poco transparentes.

Situación similar se vive actualmente en Chile [postulantes de izquierdas y de derechas] tras un contexto previo desde el Perú con Keiko Fujimori y el actual primer mandatario, Pedro Castillo: de derechas y de izquierdas, respectivamente; y en Brasil con Segio Moro -exministro del ultraderechista Jair Bolsonaro- y el izquierdista Lula Da Silva.

Cifras

Tras caer en el 2020 –en términos de renta agregada o PBI real- en -6,8%, Colombia crecerá en alrededor del +8,5% en 2021, indican autoridades económicas y monetarias del país sudamericano.

“Este es un rebote que no invalida el desempeño y puede ser una buena plataforma para el 2022 pero no debemos tampoco emocionarnos: es un efecto estadístico; la verdadera prueba de fuego –como en el Perú o Chile- será el 2022 y ahí veremos la resiliencia de nuestras economías”, dijo la fuente.

Las autoridades estiman un crecimiento para el 2022 de +4,7%; organismos y laboratorios de ideas regionales y globales atan de una lectura mixta –entre moderada y optimista- y anotan un estimado en una horquilla de entre +3,8% a 5,0% en el año entrante.

“Muchos de los pronósticos ‘optimistas’ o por encima del 4,5% hacen referencia a una economía que apuesta por la demanda y el consumo; y ello es pecar de ingenuidad: economías como las nuestras –Perú, Chile y Colombia- no descansan ‘tanto’ en la demanda o consumo como sí en la actividad privada; no somos Estados Unidos o Alemania”, advierte el testigo en reserva.

“Estamos a merced de la inversión privada en proyectos grandes y sin la garantía de que la pandemia no se normalizará dejando de aparecer nuevas cepas o variantes de la COVID 19 o que el planeta ya no presione al dólar o a la inflación, creceremos pero a cuotas más moderadas”, añade.

Economía real

De momento, economistas y firmas gestoras de activos alertan a propósito de una tímida recuperación del empleo.

El mercado laboral de Colombia es explicado por un componente informal de una media de 45% a 48%, y en función a ello señala una trayectoria tímida que no tiene correlato con el rebote del 2021 y que no despegará en el 2022 a menos que haya una dinámica colgada a la inversión privada, señalan economistas y firmas gestoras de activos.

Las autoridades monetarias y el ente rector de la estadística en el país trasandino destacan que el paro –a nivel nacional- ata de dos dígitos y que aún se resiste a registrar estándares prepandémicos.

El banco central estima que la tasa de desempleo del país atará –en el 2022- de una horquilla de entre +10% a 13% como techo.

Tipo de cambio

En lo corrido del 2022, el cruce del par del peso colombiano versus el dólar de los Estados Unidos [USD/COP] anota en el negocio del forex online desde Bogotá de 3.958,7 unidades por divisa estadounidense o un cambio en contra del COP del +1,84% interdía.

El rango del negocio de hoy, señala el trading forex online desde Bogotá, anota una horquilla de entre 3.980 unidades por divisa estadounidense a 4.040 unidades por divisa estadounidense como techo.

Para las últimas 52 semanas, la horquilla haló de 3.379,71 unidades por divisa estadounidense a 4,04 unidades por divisa estadounidense como techo.

El COP ha sido de una de las monedas regionales –junto al sol del Perú- más golpeadas de América Latina, y en ello destacó una fortaleza global del dólar de los Estados Unidos y una inflación por costos o “importada” como componentes –ambos- globales.

El rendimiento en lo corrido del año del cruce USD/COP anotó –contra el peso- +13,25% interanual.

El dato. MÉXICO extiende incertidumbre: economía.

Los materiales contenidos en este documento no están realizados por iFOREX, sino por un tercero independiente y no debe de ningún modo ser interpretado, explícitamente o implícitamente, directamente o indirectamente, como consejo de la inversión, recomendación o sugerencia de una estrategia de inversión. Cualquier indicación de funcionamiento pasado o funcionamiento en simulación incluida en este documento, no es un indicador confiable para futuros resultados. Para ver el contenido total del texto de advertencia, haga click aquí.