Español

AMÉRICA LATINA: ruptura del modelo

calendar 04/05/2021 - 16:46 UTC

En las últimas tres décadas –sobre todo en América Latina- la aplicación de planes desde el Gobierno de alivio a capas vulnerables de la población han sido vistas bajo la lupa de una escuela neoliberal desde lo económico y político que, actualmente y a propósito de la recesión atípica por la COVID 19, han atado de estigmas y estereotipos vinculados a una “visión izquierdista de la realidad” o “de un chavismo bolivariano pro Cuba” desalentador del trading y forex online advierten detractores del progresismo económico.

Ello en momentos donde, por ejemplo, economías y mercados desarrollados tradicionalmente con un trading y forex online operados desde un modelo neoliberal, decantan por un Estado -como agente de cambio económico y social- colgado a un paquete fiscal de hasta US$ 4 billones del presidente de los Estados Unidos Joseph "Joe" Biden.

news banner

Esta suerte de neokeynesianismo o estructuralismo ha sido sometido bajo escrutinio y atacado por economistas y firmas gestoras de sesgo neoliberal y de derechas con lazos en la escuela de Chicago de fines de los años 70 e inicios de los 80, que provocaron implementar sus recetas en economías como Perú, Chile y Colombia.

El dato. COLOMBIA: puntos de presión.

Actualmente, además de haber golpeado al trading y al forex online así como a los mercados de renta variable y renta fija estas naciones halan de una vulnerabilidad a nivel de empleo y demanda agregada así como fragilidad desde la política fiscal no obstante cierta disciplina en el mercado de dinero y crediticio.

A ello se suman cuotas importantes en materia de mercados laborales informales, vocación para mantener institucionalmente monopolios, corrupción y precariedad de contratos.

Dimensiones que "explotaron en el rostro por la COVID 19 en naciones antes conocidas por su supuesta 'prosperidad en términos de crecimiento'", dicen economistas y firmas gestoras de activos desde Lima, Santiago y Bogotá.

Estallido regional

Se trata de “fantasmas que el modelo despertó”, señalan medios y agencias independientes desde América Latina y que la pandemia liberó; lo que se traduce en estallidos sociales desde fines del 2019 en Chile, en el Perú en noviembre del 2020 y actualmente en Colombia: el común denominador entre estas tres naciones es la supremacía –antaño fuerte pero cada vez más débil- del modelo neoliberal.

Modelo que ha provocado, además de austeridad de impacto respecto a sus “reformas de los años 80”: desempleo, la mentada informalidad y precariedad, monopolios y oligopolios y lo más preocupante desigualdad patrimonial y falta de oportunidades para acceder a servicios públicos como salud y educación.

Un ejemplo de esta debilidad del modelo se ubica en el Perú y desde lo político [polarizando el debate], donde una propuesta electoral de izquierda –de cara al balotaje o segunda vuelta electoral- colocó a un candidato, Pedro Castillo Terrones, en las preferencias para los comicios del 6 de junio próximo.

Castillo [51], un docente de escuela pública y dirigente sindical de provincia cuenta con la espalda electoral de sectores rurales y urbanos pobres de la economía andina; y –de momento- lidera con un 43% de preferencia electoral según sondeos.

Frente a esta opción se sitúa como competidora una antagonista ideológica, Keiko Fujimori Higuchi [45], quien además de contar con una denuncia y pedido de prisión de treinta años por parte de la fiscalía del Perú por liderar una organización criminal de lavado de dinero, es hija de Alberto Fujimori –expresidente del Perú- encarcelado por corrupción, asesinato y secuestro.

Fujimori Higuchi tiene el 34% de respaldo de cara a la segunda vuelta, y es férrea defensora del modelo neoliberal según sus principales críticos desde la ciudad de Lima.

Latino América: inequidad

De acuerdo con datos del World Inequality Data Base [WID], en el Perú el 1% superior de la masa crítica o élite de personas asalariadas representa el 23,7% del ingreso nacional.

Para el resto de la región, dice el WID, una mitad inferior obtiene solo el 10% de los ingresos.

Latino América se ubica entre las regiones más inequitativas, donde una horquilla del 10% superior acopia el 54% del ingreso nacional.

Brasil, México y Chile constituyen –con datos al 2019 y trazando estos desde el WID- las tres economías más desiguales de América Latina con la participación del 10% superior acopiando el 57%, 58% y 60% del ingreso nacional promedio, respectivamente.

Para el profesor de la Universidad de Pacífico de Lima, Germán Alarco, el coeficiente GINI –que mide la desigualdad en términos de ingresos- en naciones como Brasil, Colombia, México y Chile provocan indicadores de 0,52, 0,51, 0,48 y 0,47 respectivamente; el Perú se sitúa en alrededor de 0,44 de GINI.

El dato. Un GINI cercano al uno absoluto advierte altos estándares de desigualdad patrimonial y de ingresos.

“En países subdesarrollados existe una relación no lineal [entre ingresos y crecimiento] donde la inequidad se va haciendo mayor mientras el nivel de ingreso va avanzando”, explica Alarco.

“La desigualdad es la causa y consecuencia del fracaso del sistema político y contribuye aumentar esta”, agrega el docente.

Joseph Stigliz, premio Nobel de Economía [2001] matiza diciendo que “las causas de la desigualdad se traducen en fallas del mercado, asimetrías en la información, fallas del Gobierno por exceso o ausencia de regulación, búsqueda de rentas, desregulación, reducción de inversiones públicas, financiarización de la economía, entre otras”.

Una banquera consultada –en reserva- desde la ciudad de Lima, advierte que “en condiciones de desigualdad ocurren protestas y actos vandálicos que afectan la institucionalidad y –por consecuencia- a los mercados, al trading y al forex atacando el precio del dólar y la bolsa”.

El dato. COVID y políticas anticíclicas.

Los materiales contenidos en este documento no están realizados por iFOREX, sino por un tercero independiente y no debe de ningún modo ser interpretado, explícitamente o implícitamente, directamente o indirectamente, como consejo de la inversión, recomendación o sugerencia de una estrategia de inversión. Cualquier indicación de funcionamiento pasado o funcionamiento en simulación incluida en este documento, no es un indicador confiable para futuros resultados. Para ver el contenido total del texto de advertencia, haga click aquí.