Español

AFP: industria bajo escrutinio

calendar 17/08/2020 - 20:26 UTC

 

A un mes de la propuesta del Congreso del Perú de retirar el cien por cien de los aportes individuales que tienen casi ocho millones de afiliados al cuestionado –por la opinión pública- sistema previsional privado conocido como firmas administradoras privadas de pensiones, o AFP en siglas.

La industria de AFP –que se reduce a tan sólo cuatro compañías en la economía andina- indican economistas y firmas gestoras lleva tres décadas operando en el Perú sin “proponer una reforma integral al sistema de pensiones, una reforma profunda”, como concluye un estudio encargado en el 2017 a consultores externos por el Ministerio de Economía y Finanzas [MEF].

Tampoco, indica el trabajo, resuelve “el establecimiento de un seguro de desempleo hasta que el mercado laboral se formalice”.

Premios Nobel de Economía [2001] como Joseph Stiglitz han criticado el sistema de aportes privados en la nación andina, indicando que por su naturaleza mercantilista este segmento no ha aportado desde mediados de los años 90 del siglo pasado en prácticamente nada de cara a resolver los problemas estructurales como son la pobreza y la precariedad en el mercado laboral.

“A pesar que toda la sociedad está pagando este enorme costo, aquí el que gana, ciertamente, es el sector financiero. Esto simplemente ha realzado el ingreso al sistema financiero en ese país y esto es un juego con una suma negativa. Esto es una enorme pérdida para la sociedad. Es muy importante alejarse del segundo pilar que se refiere al sistema privado”, advirtió en Nobel en medios.

AFP: puntos críticos

El modelo de la industria de AFP, según la historia económica reciente del Perú, nació como réplica al modelo de negocio de Chile. Ambos en dictaduras o autarquías de ultraderecha que fomentaron el desmantelamiento de los derechos laborales [como en caso de los sindicatos en el Perú] en ambas economías andinas.

En Chile ocurrió hace cuatro décadas con la dictadura militar de Augusto Pinochet y fomentada desde sectores privados liderados por José Piñera, hermano del actual presidente de esta nación; en tanto en el Perú, la industria de la AFP nació a la sombra de la autarquía de Alberto Fujimori, hoy en la cárcel, y su exministro de Economía el fallecido Carlos Boloña acusado e investigado por corrupción.

Las altas comisiones que cobran las AFP según opinión de economistas y firmas gestoras son otro punto de presión. “El desaprovechamiento de economías de escala y el mercado oligopólico de AFP impide la reducción de costos y que ésta se traduzca fácilmente en menores comisiones para los afiliados, al tiempo que posibilita altas tasas de ganancia para las AFP”, señala el estudio del MEF.

Lo mismo las bajas tasas de reemplazo o lo que debe recibir un pensionista, según datos de las propias AFP. Informes de estas a marzo del 2020 ante el regulador detallan que la pensión media en el Perú suma tan sólo S/ 903 o US$ 252 mensuales, ubicándose por debajo del salario mínimo vital de aquella economía [S/ 930] y del costo mensual de vida por familia.

También se ubican las bajas tasas de rentabilidad en la gestión de portafolio: situándose estas en una horquilla entre 0,94% a 6,6% anuales según información a marzo del 2020, y en función al tipo de fondo administrado.

Según las AFP, la caída de los mercados globales por la COVID 19 donde las gestoras anotan el 44,4% de sus inversiones en el exterior [marzo, 2020] golpearon la rentabilidad de los diversos tipos de fondos.

Liberación

Tras una liberación previa realizada entre abril y mayo y ordenada desde el Gobierno central, una iniciativa legislativa está dejando pendiente un debate para soltar el 100% de los aportes hechos para aquellas personas desempleadas por los doce últimos meses. Proyecto a discutir en las próximas semanas. Y que cuenta –de momento- con el apoyo de la opinión pública.

Un opinión pública que en gran medida y según la Superintendencia de Banca y Seguros [SBS] sólo en créditos de consumo e hipotecarios suman 4,5 millones de personas, cuando el número de afiliados a las AFP suma 7,5 millones.

La cartera crediticia de colocaciones en consumo [que añade deudas en tarjetas de crédito, crédito vehicular e hipotecas] según la SBS a abril del 2020 suma alrededor de US$ 29.357,2 millones; en tanto el portafolio agregado de las AFP [susceptible en parte a ser liberado de acuerdo con la iniciativa congresal] es de US$ 43.150 millones (marzo, 2020)].

Economistas y firmas gestoras advierten que una gran parte de esta cartera liberada podría ir a pagar estas deudas y con ello aliviar a bancos de tomar provisiones, al MEF de apoyar desde lo fiscal al sector formal laboral y al Banco Central de Reserva [BCR] maniobrar con mejor margen en el mercado de dinero.

mso-ascii-theme-font:minor-latin;mso-fareast-font-family:Calibri;mso-fareast-theme-font:minor-latin;mso-hansi-theme-font:minor-latin;mso-bidi-font-family:"Times New Roman";mso-bidi-theme-font:minor-bidi;mso-ansi-language:ES-PE;mso-fareast-language:EN-US;mso-bidi-language:AR-SA;mso-bidi-font-weight:bold;mso-bidi-font-style:italic">Giovanna Prialé, presidenta de la asociación de AFP, fue consultada al respecto pero no ha habido respuesta de su parte.

news banner

Los materiales contenidos en este documento no están realizados por iFOREX, sino por un tercero independiente y no debe de ningún modo ser interpretado, explícitamente o implícitamente, directamente o indirectamente, como consejo de la inversión, recomendación o sugerencia de una estrategia de inversión. Cualquier indicación de funcionamiento pasado o funcionamiento en simulación incluida en este documento, no es un indicador confiable para futuros resultados. Para ver el contenido total del texto de advertencia, haga click aquí.