Español

Microeconomía y Macroeconomía

Microeconomía y Macroeconomía

Hola a todos. ¿Listo para aprender un poco? Hoy vamos a debatir un tema muy interesante o, en realidad, dos de ellos. Microeconomía y macroeconomía son palabras largas y complicadas, pero son realmente los componentes básicos de todas las teorías y estrategias económicas modernas. No se preocupe, no le vamos a saturar con demasiados detalles, pero tenemos la intención de ofrecer una explicación rápida de lo que tratan estos dos conceptos.

¿Listo? Estamos empezando ahora.

¿Qué son la microeconomía y la macroeconomía?

¿Qué son la microeconomía y la macroeconomía?

Si bien el objetivo de la economía es analizar la producción y el consumo de recursos finitos, la economía en sí misma puede dividirse en dos categorías: microeconomía y macroeconomía.
La diferencia entre macroeconomía y microeconomía se puede resumir en centrarse en los detalles en lugar de centrarse en el panorama general en su conjunto.

Un microeconomista a menudo analizará compañías individuales y estudiará cómo se puede reducir el costo de proporcionar bienes y servicios. También considerará factores como la oferta y la demanda, los impuestos y otros gastos que las empresas deben tener en cuenta en su afán por mejorar sus resultados.

Un macroeconomista, por otro lado, comúnmente analizará la economía desde el nivel estatal. Así pues, si bien un microeconomista podría estar dando consejos a una empresa local en Sillicon Valley sobre cómo pueden aumentar la productividad, un macroeconomista estudiará la economía en general en el estado de California (o en los Estados Unidos en su conjunto). Los macroeconomistas también se especializan en industrias enteras y, a menudo, rastrean y analizan datos económicos a gran escala como el PIB, los informes de desempleo o las decisiones sobre los tipos de interés.

Una analogía deportiva divertida

Una analogía deportiva divertida

Vamos a compararlo con el baloncesto. Si fuera a traducir la microeconomía en deportes, solo podría concentrarse en un jugador superestrella específico cuando ve un partido de baloncesto de la NBA. Estudia sus fortalezas, sus debilidades y cómo aprovecha las oportunidades para sumergirse en la defensa con autoridad. Puede llevar al jugador a un lado y explicarle qué puede hacer para mejorar su rendimiento.

Si hubiera un 'macroeconomista' de los deportes, probablemente se centraría en el rendimiento de todo el equipo. El rendimiento del jugador sería un aspecto que se tendría en cuenta al revisar su rendimiento general y qué ajustes deben hacerse para que gane un campeonato.

No son opuestos, pero tampoco son lo mismo

No son opuestos, pero tampoco son lo mismo

Aunque estas dos disciplinas pueden parecer polos opuestos, en realidad son bastante interdependientes entre sí. Por ejemplo, la inflación, que es un efecto macro, podría hacer que aumente el costo de los artículos cotidianos del hogar (un efecto micro). Es por eso que los microeconomistas deben conocer los indicadores macroeconómicos para poder hacer mejores recomendaciones y viceversa.

En resumen, la microeconomía funciona de abajo hacia arriba tratando de comprender mejor las elecciones que las personas toman para mejorar el resultado final de una organización. La macroeconomía, por otro lado, tiene un enfoque de arriba hacia abajo, por lo que, a menudo, discutirán cómo un asunto general ha afectado a un activo en concreto. Por ejemplo, cómo un aumento o reducción de los tipos de interés afectará a la sociedad, o si un arancel de importación de bienes extranjeros estimula el crecimiento interno, etc.

Algunos ejemplos rápidos

¿Necesita algunos ejemplos? Supusimos que sí. Aquí hay varios ejemplos de situaciones hipotéticas en las que la microeconomía y la macroeconomía se superponen en el mundo real.

1

Primer ejemplo Supongamos que el gobierno canadiense decidió que todos los trabajadores deberían ganar más dinero y disfrutar de un nivel de vida más alto. El gobierno sigue adelante y aplica una política para aumentar el salario mínimo a 15 dólares la hora. Este es un ejemplo de macroeconomía en acción. Pero una vez que este aumento salarial entra en vigencia, los dueños de los negocios canadienses se dan cuenta de que no pueden pagar el nuevo aumento salarial y, por lo tanto, deciden despedir a algunos empleados o reducir sus horas mientras exigen una mayor productividad para que valga la pena permanecer abiertos. El efecto resultante sería un ejemplo de microeconomía.

2

Segundo ejemplo Si el gobierno de los Estados Unidos decide aumentar el impuesto corporativo (macroeconomía), una corporación como Apple puede encontrar más rentable trasladar sus operaciones al extranjero a un país como Irlanda (microeconomía). La pérdida de empleos estadounidenses debido a este acontecimiento puede conducir a un mayor desempleo, algo con lo que el gobierno de los Estados Unidos tendría que lidiar (devolviendo el foco a la macroeconomía).

3

Tercer ejemplo (¡el último!) Otro ejemplo teórico puede ser si el Banco Central de Australia quiere estimular el crecimiento de la economía del país. Decide bajar los tipos de interés en un 3% (macroeconomía). Esto alienta a las empresas a abrirse en todo el continente, ya que el costo de pedir dinero prestado a los bancos es ahora más barato. Esto también puede permitir que una empresa aumente su fuerza de trabajo o reasigne el dinero que ahorró en intereses para comprar una nueva máquina de planta, equipo de oficina o más espacio de alquiler para aumentar la productividad (microeconomía).

Académicamente hablando

Académicamente hablando

Cuando se trata de una disciplina de la economía en su conjunto, muchas personas suponen que la microeconomía y la macroeconomía son dos campos igualmente ponderados. Esta percepción está formada por el plan de estudios que se enseña a la mayoría de los estudiantes de pregrado que estudian economía. Pero la verdad es que la macroeconomía es una disciplina muy específica, mientras que todo lo demás es esencialmente microeconomía. Esto incluye industrias como el cuidado de la salud, las regulaciones ambientales, el comercio, la educación y muchas otras. Esto se debe a que las decisiones individuales son todas micro mientras que el conjunto de esas decisiones es macro.

Por ejemplo, si un economista estudia los efectos de la atención médica, puede tener en cuenta las decisiones individuales de un empleado que obtiene un seguro de salud o si un programa como el Obamacare perjudicará o ayudará a su situación económica. Si ese mismo economista mira esas mismas decisiones, pero desde la perspectiva de una población entera, tendríamos un ejemplo clásico de macroeconomía y cómo una afecta a la otra.

La macroeconomía es cada vez más importante debido a las consecuencias de la crisis financiera de 2007. ¿Por qué? Porque cuando la economía va bien, las personas tienden a preocuparse menos por las cosas a escala macro. Sin embargo, cuando el mercado de valores se desploma o, en el caso de Estados Unidos, el mercado de hipotecas de alto riesgo se desploma, más personas comienzan a preocuparse acerca de cómo las decisiones del gobierno y del banco central ayudarán a la economía a recuperarse. Por ejemplo, cuando la Fed bajó las tasas de interés para ayudar a la economía estadounidense a recuperarse del estallido de la burbuja hipotecaria de alto riesgo, las empresas estadounidenses que manejaban negocios basados en exportaciones se quedaron perplejas.

Eso se debe a que el valor del dólar estadounidense frente a las monedas extranjeras cayó. Lo cual también explica por qué muchos traders prestan mucha atención a los eventos macroeconómicos y a sus políticas resultantes.

Rol de los bancos centrales

Rol de los bancos centrales

Aunque la macroeconomía es una disciplina mucho más específica que la microeconomía, a menudo recibe una mayor atención del mercado de valores. No es demasiado difícil evaluar por qué. Las decisiones macro a menudo afectarán a la economía general en su conjunto. Esto, generalmente, ayudará a ciertas industrias a tener éxito mientras que otras sufrirán.

Las subidas de tipos de interés son un ejemplo. Si la Fed las cambia, los bancos estadounidenses prestarán dinero a la tasa de un día para otro. Una tasa de interés baja podría ser potencialmente buena para acciones bancarias como Citi, JPMorgan Chase o Goldman Sachs, ya que los tipos de interés más bajos pueden alentar la inversión y atraer más inversores al banco. También puede ser negativo para más bancos boutique, ya que es posible que no puedan manejar un gran volumen de clientes y, por lo tanto, podrían ganar menos dinero en intereses futuros una vez que se reduzcan esas mismas tasas.

Las tasas de interés más bajas pueden ayudar a la industria de la construcción y a acciones como Caterpillar. Si el costo de pedir dinero prestado ahora es más barato, es posible que más personas deseen obtener hipotecas y construir viviendas. Si más personas construyen casas, necesitarán maquinaria pesada para la construcción de las mismas. Y si un contratista necesita más maquinaria pesada para la construcción, puede comenzar a comprar tractores, excavadoras y piezas de compañías que los venden, como Caterpillar. Esta es una razón por la cual algunos brókers recomendarán comprar acciones de una compañía como Caterpillar si se reducen las tasas de interés. Este es solo un ejemplo de cómo un acontecimiento macroeconómico puede afectar a una decisión microeconómica a la hora de invertir.

Desde una perspectiva macro, si la Reserva Federal decide vender bonos a un precio bajo, podría estimular a los inversores extranjeros y nacionales a comprarlos. Si esto sucede, el gobierno de los Estados Unidos tendrá más dinero para gastar a corto plazo. Entonces, si el presidente Trump ha estado hablando de construir el muro en la frontera mexicana y de repente recibe efectivo adicional como bonos, algunos traders de acciones podrían decidir invertir en la compañía que está posicionada para construir el muro o suministrar el cemento para construir el muro en sí (suponiendo que sea una empresa que cotiza en bolsa). Esto se debe a que el dinero que hipotéticamente obtendrán por el contrato probablemente aumentará su valoración general.

Los macroeconomistas normalmente se centrarán en factores económicos como los requisitos de reserva de cambio, la flexibilización cuantitativa, la compra de bonos o los valores respaldados por hipotecas.

Una advertencia sobre las teorías
Una advertencia sobre las teorías

La macroeconomía y la microeconomía pueden sonar muy persuasivas. Incluyen palabras largas y puede parecer que tienen todas las respuestas. Sin embargo, tenga presente que estas son ramas de la economía que se centran en factores específicos y emplean teorías específicas. ¿Vio esa última palabra? Teorías. La macroeconomía y la microeconomía pueden ser valiosas para los traders en el sentido de que ofrecen una forma específica de ver los cambios y las oportunidades del mercado, pero no le brindan respuestas decisivas; en el mejor de los casos, solo pueden ofrecer posibles indicadores.

Conclusión
Conclusión

En resumen, la macroeconomía es un enfoque de arriba hacia abajo para analizar la economía en su conjunto. Y, si bien puede parecer un enroque más "inclusivo" de la economía, en realidad es un estudio más centrado en su conjunto. Mientras tanto, la microeconomía es el estudio de sectores más pequeños y específicos que se ven afectados directa o indirectamente por la macro. Aunque las dos disciplinas son de naturaleza diferente, sí dependen una de la otra, ya que existe una correlación directa entre ellas.

¿Quiere aprender más sobre el trading?

Únase a iFOREX para beneficiarse de nuestro kit educativo exclusivo y empiece a aprovechar las oportunidades del mercado.

Nuestro kit educativo incluye:

  • Capacitación 1-a-1 con un entrenador de trading

    Capacitación 1-a-1 con un entrenador de trading

  • Una guía PDF GRATUITA para principiantes

    Una guía PDF GRATUITA para principiantes

  • Una cuenta demo de 5000 US$ para practicar

    Una cuenta demo de 5000 US$ para practicar